Para la salud

• Derivados de la operación como las complicaciones y las secuelas: presencia de hematomas, infecciones, apertura de una cicatriz o la formación de una cicatriz queloide (ancha y deforme) y la necrosis (muerte de un tejido).

• Generados por la anestesia: alteraciones cardiacas, respiratorias, náuseas y vómito.

• La muerte en caso de complicaciones severas.

Estéticos

• Cuando los resultados no son los esperados se generan problemas físicos y/o psicológicos.

• Existe un mayor riesgo de complicaciones cuando las cirugías plásticas estéticas son de carácter reconstructivo, debido a que se interviene sobre problemas que las personas presentan con anterioridad, por ejemplo: tejidos traumatizados, una piel afectada por una quemadura o el implante de prótesis en mujeres previamente sometidas a una mastectomía o reducción de senos.

• Muchas veces las complicaciones pueden ser resueltas sin mayores problemas, sin embargo, en algunas ocasiones, se pueden presentar secuelas o daños que resultan de la cirugía y permanecen después de ésta. Por ejemplo, una secuela de una cirugía de párpados es que el ojo no cierre adecuadamente; una secuela de cirugía de abdomen puede ser la necrosis de la piel que se cambia de sitio, quedando como resultado una cicatriz ancha. De la lipoescultura y la liposucción también se derivan secuelas y complicaciones como las hemorragias, las perforación intestinales o daño pulmonar por migración de grasa a través de la sangre desde el sitio de la cirugía - embolia grasa pulmonar que, en casos extremos, pueden ocasionar la muerte.